Venta Directa. ¿Es recomendable?

Publicado el
Venta directa

Venta directa: ¿Negociete o industria?

Muy buenas!! Lo primero quiero agradecer tu paciencia por esperarme aún cuando en abril no he escrito nada.

He estado formándome para poder aportar nuevos contenidos y poder ayudarte aún más en el proceso de vender.

Hoy quería hablar sobre un tema que cada día está más en auge y que, al mismo tiempo, suscita mucha polémica; LA VENTA DIRECTA.

Lo primero que debemos saber es que la venta directa es el primer sistema de venta que se creó en el mundo.

Ya en la prehistoria se intercambiaba comida por pieles cocidas con espinas de peces.

El trueque es considerado una forma comercial sencilla por medio de la cual los hombres intercambiaban el exceso del producto de su trabajo por el exceso del producto del trabajo de otros hombres

Una vez entendido esto, a día de hoy, en ciertas empresas, se ha perdido el valor moral de la venta directa y es lo que hace que, en muchos casos, las personas rechacen este tipo de venta.

Actualmente la venta directa es una de las profesiones de mayor crecimiento a nivel mundial. De hecho, según la Federación Mundial de Asociaciones de Venta Directa, en el 2016, la ventas realizadas a través de este sistema aumentaron a nivel mundial en un 1.9% alcanzando la increíble cifra de  182.600 millones de dólares. 

El problema es que la venta directa engloba muchos campos y muchos sectores.

Ni toda la venta directa es multinivel donde la ética y la integridad son los pilares fundamentales, ni toda la venta directa es venta a puerta fría engañando a la gente.

Alguna información de interés que muchas veces se desconoce es que empresas como Diesel, Burberry, Clarks o Agent Provocateur apuestan por comercializar sus productos a través de la venta directa.

La venta directa supone un beneficio tanto para el fabricante como para el consumidor final.

Cuando compramos algo en una tienda física, ya sea tienda de barrio, supermercado, gran almacen, hipermercado, etc, estamos pagando el producto, el alquiler del local o nave, los empleados, la luz, la alarma y un sin fin de costes que tiene el empresario.

A través de la venta directa, eliminamos todos esos costes y, en consecuencia, se provoca que el fabricante tenga mayor beneficio pudiendo ofrecer el producto final a un coste más económico.

De esta manera, tanto proveedor como cliente salen beneficiados mutuamente.

Como dice el escritor Carlos Ongallo, la venta directa recupera el verdadero valor de los productos, gracias a que no existen intermediarios con el cliente.

El incoveniente de la venta directa es…

para el fabricante que, en vez de llegar a un  considerable número de posibles clientes a través de la publicidad, el sistema del boca a boca es más lento.

En contrapartida, es cierto que el cliente es más fiel porque al venir siempre referido por alguien conocido, se mantiene mas en el tiempo y es más fiel a la marca o empresa.

La venta directa permite trabajar directamente con el cliente, lo que permite ajustar el producto a las necesidades del cliente.

Es una venta más personalizada y, por tanto, más eficaz.

El cliente cada día es más exigente y sigue necesitando una persona a la que acudir en caso de dudas. Y eso, en la venta directa, es lo primordial.

Poder dar un servicio personalizado y único al cliente es algo que se agradece muchísimo.

Dicho esto, la pregunta es obligada. ¿Donde prefieres gastarte tu dinero?

¿Quieres gastártelo en un producto del que no sabes nada de quien te lo vende o prefieres tener a alguien conocido que te pueda resolver todas las dudas?

Está claro que, en un mundo donde estamos rodeados de redes sociales, ordenadores, tablets, smartphones y todo tipo de tecnología, aun seguimos queriendo tener ese trato humano y directo.

En España todavía nos gusta salir a tomar algo con personas y necesitamos relacionarnos.

Por último, gracias a la venta directa, conseguimos acceder a productos exclusivos a precios accesibles.

Los productos de venta directa son caros.

Hay que tener en cuenta que ese mismo artículo, si se distribuyera por el canal tradicional, costaría mucho más.

Habitualmente la venta directa mueve productos de calidad extrema con el fin de que cualquier persona pueda acceder a productos y servicios de calidad extrema.

En resumen,

la venta directa es un sistema que data de la prehistoria (Trueque), está creciendo a nivel mundial, y da una mejor calidad a un menor precio.

Tiene la posibilidad de tener a alguien de confianza a tu alcance y  da la posibilidad a muchas familias de poder disponer de sus propios horarios.

Estoy seguro que esta información será de tu interés y habrá despejado algunas dudas.

Puedes buscar toda la información en sitios oficiales como la AVD. 

Gracias por estar y, por supuesto, estoy abierto a todos los comentarios y dudas que quieras realizar.

También te puede interesar leer “Cómo vender un producto cara a cara“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *