PLANIFICA Y ACTÚA YA!!

           Hola. ¿Qué tal? Seguro que en estas fechas en tu cabeza ya empiezas a pensar en las vacaciones de Semana Santa. Dónde vas a ir, Cuanto te vas a gastar, si vas a ir en coche o en avión, con quién vas a compartir esos días, cuantos días exactos vas a estar y un montón de cosas más que durante los próximos 22 días van a estar ocupando tu cabeza. Lo mismo nos pasa en verano. ¿Te has preguntado cuanto tiempo empleas en planificar las vacaciones de verano? ¿Eres consciente del tiempo que dedicamos a planificar 15 días o, a lo sumo, 30 días?

                Yo también he aprovechado el fin de semana para organizar la Semana Santa y me ha sorprendido el tiempo y la dedicación que empleamos en esto. Esto me ha llevado a pensar algo interesante. ¿Y si empleásemos la misma ilusión y motivación para planificar nuestras vidas? ¿Y si planificáramos con la misma alegría con la que planificamos unas vacaciones, lo que vamos a hacer con nuestros trabajos o con nuestras empresas? ¿Por qué cuando hablamos de planificar nuestras vacaciones, nos olvidamos de planificar lo que nos va a permitir escoger donde y cuando nos vamos de vacaciones?

                Todo esto me lleva a una conclusión, no nos valoramos lo suficiente. No nos compramos a nosotros mismos!!! ¿Cuándo fue que dejaste de crear tu sueño? ¿Cuándo empezaste a crear el sueño de tu jefe? ¿Cuándo dejaste de creer en lo que vales? ¿Cuándo dejaste que otro te pusiera un precio? Seguro que estás pensando que es imposible emprender, que las oportunidades no existen, que no tienes dinero, que no tienes tiempo BASTA!!!. Todo eso son excusas y siento decírtelo pero DESPIERTA!!!

                Cuando tenías ocho años daba igual que lloviera o tronara, daba lo mismo si ibas con muletas o si incluso tenías 40 de fiebre; como quisieras irte de excursión, no había excusa. Y ahora, como alguien nos dice que es que la “cosa” está difícil, te lo crees y sigues en lo que estabas.

                Seguramente estás pensando que “es que emprender ahora…uf se me ocurren muchas cosas en la que emprender pero es que vender… ¿Y si la gente me rechaza? Uf que va, la gente no quieren que la vendan”. Pero claro emprender sin vender es difícil ¿verdad? ¿Y si te dijera que todos, de manera inconsciente estamos deseando comprar y que hay formas de conseguir que la gente te compre sin presionar, sin agobiar, sin necesidad de que la gente te cierre las puertas? Pues eso existe y a día de hoy hay muchísimos emprendedores que lo están consiguiendo. Solo hay que prepararse. Igual que te preparaste para desempeñar el trabajo que tienes ahora.

                Solo te invito a que recuperes esa ilusión que tenías de niño y que no te pare nadie. Haz lo que te dicte el corazón pero ¡HAZLO!

                Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *